Emiliano

Dejé el secundario en segundo año porque preferí trabajar y ganar mi dinero antes que estudiar, pero llegó un momento en que para poder ascender en mi trabajo necesitaba tener el secundario terminado. Gracias a eso me obligué a terminarlo y hoy tengo un mejor sueldo que de otra manera no hubiera conseguido, pero además estoy muy satisfecho porque mi familia está muy feliz con este logro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *